¿Cómo internet cambió el amor?

¿Sabes cómo internet cambió el amor? La red ha puesto de moda conceptos como ‘amor virtual’, ‘cibersexo’ o ‘amistades online’.

Pero más allá de modas, muchos solitarios han encontrado al amor de su vida en el ciberespacio, las comunidades virtuales han hecho del chat un espacio de encuentro diario y las distancias se han convertido en obstáculos del pasado.

¿Hasta dónde la Internet ha transformado nuestras relaciones?

¿Cómo cambió al amor la Internet?

De acuerdo con Tina Tessina, psicoterapeuta especializada en relaciones románticas, el mayor impacto de la Internet sobre las vidas afectivas es la sensación de libertad y comodidad.

Los navegantes no sólo pueden mostrarse tal y como son, sino que además pueden decir abiertamente si lo que buscan es una amistad o una aventura romántica.

La posibilidad de ser directo

“En la Red uno puede decir lo que piensa y desea sin necesidad de buscar la aprobación de la otra persona. Algo que, en muchos casos, permite un marco de honestidad que no es usual en la vida cotidiana”, explica Tessina.

Sea romance, amistad o, inclusive, sexo lo que se esté buscando, la psicoterapeuta señala que en la Red uno puede expresar directamente el deseo, mientras que en las relaciones en tercera dimensión sería una falta de tacto imperdonable que termina acelerando las etapas previas al enamoramiento.

Lee también:  El amor en la adolescencia

La relatividad de las distancias

Especialista en relaciones de pareja, la psicoterapeuta colombiana Elizabeth Castañeda ha conocido casos de “amores virtuales” llevados a la vida real. Para ella, uno de los grandes aportes de la Internet a las relaciones de pareja ha sido neutralizar los problemas que genera la distancia.

“Sea debido a un viaje prolongado o a que los novios residan en lugares distantes entre sí, el uso del chat -con o sin imagen-, o la rapidez del email permite que las parejas lleven mejor el distanciamiento y mantengan viva la relación”, asegura Castañeda.

Para la especialista, si bien esta realidad no puede superar el contacto directo entre la pareja, le ha dado “una nueva dimensión, un sentido de proximidad que relativiza todas las barreras”.

Un nueva manera de ver el sexo

Quizás la muestra más evidente del impacto en las relaciones interpersonales y afectivas sea el sexo online. De acuerdo con Castañeda, para muchos todavía resulta chocante la idea, pero se sorprenderían al saber la cantidad de gente que tiene o estaría dispuesta a tener un encuentro sexual en la Red.

Lee también:  ¿Se puede llegar ser novios por Facebook?

El sexo online, asegura, ha producido un gran paso hacia la apertura mental a otras formas de erotismo. Es el autoerotismo, la masturbación en “compañía”, que va acompañada de un intercambio de palabras o de voz en ciertos casos. Y que, según Castañeda, puede llevar a descubrir nuevas potencialidades sensuales en nuestros propios cuerpos.

“Nadie mejor que uno mismo para estimular nuestras zonas erógenas. Esto hubiera sido impensable hace unos años”, dice.

Un nuevo mundo que descubrir

“La Internet es un mundo de posibilidades en el que basta decisión personal para ingresar. Una vez dentro, nos ofrece conocer tantas personas como se quiera y todas a la búsqueda sincera de amistad o romance”, dice Tessina.

Sólo recuerda que, por su naturaleza, los lazos deben establecerse de manera progresiva, sin apresurarse, pues siempre es posible encontrarse con una experiencia poco agradable. En cualquier caso, la amistad y el amor te esperan en la Internet. Es cuestión de que te decidas a encontrarlos.

contador pagina web