Amor entre amigos

El amor entre amigos es algo más común de lo que piensas. De pronto miras a ese amigo o amiga de toda la vida. Sientes que te invade ternura, ganas de darle un abrazo de esos de los buenos y una idea que comienza a preocuparte: ¿será sólo amistad lo que siento? ¿Me estaré enamorando?¿Sentirá lo mismo que yo? Antes de precipitarte, debes conocer los pro y contras de llevar una linda amistad al terreno del amor.

Amor entre amigos

¿Quiénes se encuentran en más riesgo de cruzar la frontera entre la amistad y el amor? Según los especialistas, son los amigos que se ven con cierta frecuencia e intercambian opiniones y experiencias cotidianas, como los vecinos, compañeros de clase o de trabajo.

El paso de un sentimiento a otro

La amistad permite una parte muy importante de lo que llamamos amor: Intimidad y confianza. Dentro de un ambiente de simpatía mutua, los amigos empiezan a descubrir una serie de cualidades agradables entre sí, que contribuyen a vivir buenos momentos con mayor frecuencia e intensidad. Es más, en algunos casos puede llegarse a despertar el interés sexual.

Lee también:  Quién debe declarar primero el amor, ¿Él o ella?

Cómo saber si es amor

Pero no todos los buenos amigos llegarán al sexo o al amor. Es aconsejable ir con mucha prudencia y de a poco soltar señales que permitan apreciar las reacciones de la otra persona. Aquí la palabra clave es sutileza.

En vez de anunciar ‘Mis sentimientos por ti han cambiado’, es más sensato empezar con indirectas. Por ejemplo, mirarle a los ojos, tocarle el brazo ligeramente y darle un piropo personal. Es recomendable usar frases como ‘Me encanta tu sonrisa’, ‘Siempre me haces reír’ o ‘¡Qué camisa más bonita! Va con tus ojos’. Lo importante es notar cuál es su reacción.

Cuidado con los riesgos

Ante todo, es necesario resaltar la necesidad de dar a la otra persona la posibilidad de mantener la relación en un plano netamente amistoso. De este modo, si no quiere cambiar la naturaleza de la relación, será una lastima pero no habrás puesto la amistad en peligro.

Pero en ocasiones, este tipo de situaciones resulta tan complicada que los peligros de iniciar una relación de pareja pueden ser tan numerosos y fuertes como los aspectos positivos. El principal riesgo es precisamente echar a perder una amistad.

Lee también:  Cómo terminar una relación a distancia

También existe otro peligro: ¿Cómo retornar a la amistad si el amor no funcionó? A veces es difícil (aunque no imposible) volver a ser amigos después de haber sido amantes.

El lado positivo

Pero no te asustes. Se estima que en un número frecuente de casos, la relación madura tanto que tiene grandes posibilidades de llegar a buen puerto.

El amor que nace con la amistad puede ser fantástico porque la pareja ya tiene mucho en común. Cuando dos personas amigas se dan cuenta de que ha nacido el amor, la amistad ya ha permitido un conocimiento mutuo de las virtudes y defectos de cada cual, sin los maquillajes y falsas poses que suelen darse cuando uno trata de conquistar a una persona desconocida. Las bases, por lo tanto, prometen ser sólidas.

contador pagina web